Hijo de la Luna, Mecano, 1987

Hijo de la Luna

♫ Mecano, 1987

Hijo de la luna es una canción del grupo de música Mecano, compuesta por José María Cano. Fue publicada en 1987 y estrenada oficialmente el 15 de julio de 1987 en España. Fue el quinto y último sencillo del álbum Entre el cielo y el suelo. El estilo de la canción es de género balada-pop y vals, fusionado con elementos folclóricos gitanos, españoles y ciertos toques árabes respecto a la ambientación de la pieza. La canción fue grabada en otras versiones por diversos músicos y grupos, entre ellos la cantante de ópera Monserrat Caballé. La versión de mayor éxito comercial en Alemania es la del proyecto musical holandés Loona, de 1998.

Videoclip en YouTube
Escuchar en Apple Music, Napster, Spotify …

Mecano fueron pioneros del tecno-pop, new wave y wave en España, activos principalmente entre 1981 y 1992, periodo al que hay que sumar una fugaz reaparición durante seis meses y medio en 1998. El grupo estaba formado por la cantante Ana Torroja Fungairiño, III marquesa de Torroja, y los hermanos Nacho y José María Cano. Fuera del grupo, pero como parte integrante de la banda, tanto para las sesiones de estudio como para los directos, tocaron para Mecano músicos como los bajistas Arturo Terriza, Manolo Aguilar, Nacho Mañó y Javier Quílez y los bateristas Javier de Juan, Ángel Celada y Óscar Astruga.


La canción Hijo de la luna trata sobre la historia trágica de una mujer gitana, quien se enamoró de un gitano perteneciente a la etnia calé. Por desgracia, las leyes de los dos pueblos gitanos no permitían el matrimonio. La gitana entre su tristeza, reza a la Luna, pidiendo que el muy querido llegue a ser su esposo. La Luna en su fase de luna llena, le habla y le propone un trato: podrá casarse con él, a cambio de entregarle a su primer hijo como sacrificio. Los dos gitanos se casan y fruto de ese matrimonio nace el niño.

Según la letra de la canción, el niño nació «blanco como el lomo de un armiño y con los ojos grises en vez de aceituna, niño albino de luna», a pesar de que sus padres eran de tez morena y de ojos oscuros. El gitano, padre del niño no acepta que es su hijo, niega la paternidad y encara a su esposa acusándola de haberle sido infiel con un payo (no gitano) tras lo cual la apuñala. Posteriormente toma al niño y lo lleva al monte donde lo abandona para que también muera. Sin embargo, en ese momento la Luna se lleva al niño, y la canción termina diciendo: «Y las noches que haya Luna llena será porque el niño está de buenas, y si el niño llora menguará la Luna, para hacerle una cuna».


Letra:

Tonto el que no entienda
Cuenta una leyenda
Que una hembra gitana
Conjuró a la luna hasta el amanecer
Llorando pedía al llegar el día
Desposar un calé

«Tendrás a tu hombre, piel morena»
Desde el cielo habló la luna llena
«Pero a cambio quiero
El hijo primero que le engendres a él
Que quien su hijo inmola, para no estar sola
Poco le iba a querer»

Estribillo: Luna, quieres ser madre
Y no encuentras querer que te haga mujer
Dime, Luna de plata
¿Qué pretendes hacer con un niño de piel?
Ah-ah-ah-ah, ah-ah-ah-ah
Hijo de la luna

De padre canela nació un niño
Blanco como el lomo de un armiño
Con los ojos grises en vez de aceituna
Niño albino de luna
«¡Maldita su estampa!
Este hijo es de un payo, y yo no me lo callo»

Estribillo: Luna, quieres ser madre
Y no encuentras querer que te haga mujer
Dime, Luna de plata
¿Qué pretendes hacer con un niño de piel?
Ah-ah-ah-ah, ah-ah-ah-ah
Hijo de la luna

Gitano, al creerse deshonrado
Se fue a su mujer, cuchillo en mano
«¿De quién es el hijo? Me has engaña’o fijo»
Y de muerte la hirió
Luego, se hizo al monte con el niño en brazos
Y allí le abandonó

Estribillo: Luna, quieres ser madre
Y no encuentras querer que te haga mujer
Dime, Luna de plata
¿Qué pretendes hacer con un niño de piel?
Ah-ah-ah-ah, ah-ah-ah-ah
Hijo de la luna

Y las noches que haya luna llena
Será porque el niño esté de buenas
Y si el niño llora, menguará la luna
Para hacerle una cuna
Y si el niño llora, menguará la luna
Para hacerle una cuna


Vocabulario selecto:

desposar a alguien | sich mit jemandem vermählen
engendrar | (er-) zeugen
inmolar | abschlachten
el armiño | das Hermelin
el payo | der Nichtzigeuner
estar de buenas | guter Laune sein
menguar | abnehmen, zurückgehen


Vollständige Übersetzung

(Meine Übersetzung bleibt so nah wie möglich am Originaltext, immer mit dem Anspruch, nicht hölzern zu klingen.)

Ein Narr, der nicht versteht,
was die Geschichte uns erzählt,
als eine Zigeunerfrau
den Mond beschwor bis zum Morgengrauen
und als der Tag anbrach unter Tränen darum flehte,
sich mit einem fremden Zigeuner verheiraten zu dürfen.

«Du wirst deinen dunkelhäutigen Mann bekommen»,
sprach vom Himmel der Vollmond.
«Aber im Gegenzug möchte ich
das erste Kind, das du ihm gebärst.
Denn wer sein Kind opfert, um nicht alleine zu sein,
wird es wohl nur wenig lieben.»

Refrain: Luna, du möchtest Mutter sein
und findest keine Liebe, die dich zur Frau machte?
Sag mir, Silbermond,
was hast du mit einem Kind aus Fleisch und Blut vor?
Ah-ah-ah-ah, ah-ah-ah-ah
Kind des Mondes

Von einem kupferfarbenen Vater gebar sie ein Kind
weiß wie der Rücken eines Hermelins
die Augen grau statt olivenfarben,
ein Albinokind des Mondes.
«Verflucht sei es!
Dieses Kind ist nicht von einem Zigeuner,
und meinen Mund, den halt ich nicht.»

Refrain: Luna, du möchtest Mutter sein
und findest keine Liebe, die dich zur Frau machte?
Sag mir, Silbermond,
was hast du mit einem Kind aus Fleisch und Blut vor?
Ah-ah-ah-ah, ah-ah-ah-ah
Kind des Mondes

Der Zigeuner glaubte sich entehrt,
ging zu seiner Frau mit dem Messer in der Hand.
«Von wem ist das Kind? Ganz sicher hast du mich betrogen.»
Und tödlich verletzte er sie.
Danach, mit dem Kind im Arm, stieg er auf den Berg
und setzte es dort aus.

Refrain: Luna, du möchtest Mutter sein
und findest keine Liebe, die dich zur Frau machte?
Sag mir, Silbermond,
was hast du mit einem Kind aus Fleisch und Blut vor?
Ah-ah-ah-ah, ah-ah-ah-ah
Kind des Mondes

Und Nächte, in denen Vollmond scheint,
gibt es wohl, weil das Kind gute Laune hat.
Und wenn das Kind weint, wird der Mond abnehmen,
um ihm eine Wiege zu sein.
Und wenn das Kind weint, wird der Mond abnehmen,
um ihm eine Wiege zu sein.

 
Übersetzung ausblenden